Programa de Cuidado a los Devotos: creando un relacionamiento sano en la comunidad

Hace 5 meses comenzaron los programas de Cuidado a los Devotos, que han contado con una gran concurrencia y que serán un aporte fundamental para el futuro Departamento de Cuidado a los Devotos de ISKCON Chile. En esta entrevista conversamos con Bhaktin Soledad Oyarce, quien junto a Abhimanyu Das – ambos psicólogos de profesión – participa en la organización de este programa.

¿Cómo se les ocurrió comenzar con este programa?
Se nos ocurrió comenzar con este programa desde conversaciones que surgieron de manera espontánea con muchos devotos, la mayoría muy jóvenes. Se hablaba sobre necesidades como ser escuchados y que sus conflictos fueran atendidos, ya que estos provocaban mucho desequilibrio emocional. Es por eso que pensamos que hacía falta un espacio de cuidado y autocuidado, darse ese lugar para conversar de lo que nos sucede al llevar un proceso espiritual, qué emociones salen a flote y cómo manejarlas para que éstas sean dirigidas de la mejor manera para así construir una congregación con un relacionamiento sano entre sus integrantes.
Esta iniciativa también se conjuga con nuestras profesiones, ambos somos psicólogos y qué mejor que hacer servicio con nuestras naturalezas profesionales. Creemos que es posible construir un espacio libre de críticas, de prejuicios, creemos en que la congregación es una familia espiritual, pero aun así a veces condicionada en el mundo material, por lo tanto, surgirán siempre roces, conflictos, y la idea de este espacio de cuidado es conocer y re- conocer en nosotros mismos y en los demás las cualidades y herramientas que tenemos para trabajar en nuestro desarrollo personal y así mismo fortalecer nuestras relaciones interpersonales.
Por otro lado, intentamos que nuestra base en este programa sean los principios de amor y confianza, pilares fundamentales para obtener relaciones sanas, a través de las experiencias y enseñanzas que nos ha ido transmitiendo Maharaja Dhanvantari Swami, los cuales no son distintas a las de Srila Prabhupada.

¿Cómo ha sido la participación y recepción de los devotos?
La participación de los devotos fue mejor de lo que pensábamos, fluctuando entre 20 y 15 asistentes, lo cual consideramos que es bastante. Quienes participan lo han hecho de manera permanente, teniendo ya un grupo fijo de asistentes los cuales han recepcionado de manera muy positiva esta iniciativa. Los devotos consideran necesario este espacio, y en cada sesión se van con una sensación de agrado, muy felices y agradecidos. Esto ocurre cuando se comienza a trabajar con temas personales, cuando existe un grupo dispuesto a escucharte, contenerte y ayudarte en situaciones complejas.
También sería muy bueno que devotos mayores que han juntado mas experiencia dentro del movimiento pudieran participar de estos programas. Si ellos supieran la importancia que tiene para los mas jóvenes tener la posibilidad de ser escuchados y de compartir con ellos, no dudo que serían participantes permanentes. Es importante co- construir un espacio de cuidado para todos y todas, sin excepción, enriquecernos de las experiencias de los demás y el valor que éstas tienen.

¿Qué actividades realizan en el programa?
Las actividades que se realizan en las sesiones del programa van relacionadas con la temática a trabajar en específico, las cuales han ido enfocadas en la psicoeducación, el control de impulsos, resolución de conflictos, manejo emocional, comunicación efectiva, entre otras. Las técnicas utilizadas son imaginerías, ejercicios de relajación, otros mas dinámicos como dibujo, rol playing y conversaciones grupales. Cabe destacar que la confidencialidad es un regla básica de los programas; es decir, todo lo que se conversa en la sesión no puede ser divulgado fuera de ésta. Así se protege la intimidad de todos los devotos participantes. Otra regla es no criticar ni juzgar, lo cual nos sitúa en un espacio de confianza que va de a poco generando vínculos íntimos de unión.

¿Quiénes pueden asistir?
Pueden asistir todos los que deseen conocer este espacio, quienes sientan la necesidad de compartir sus experiencias, quienes deseen conocer más sobre diversos temas o que quieran proponer temáticas de trabajo en grupo. El espacio es abierto para todos y todas, devotos y quienes recién estén llegando. Los invitamos con mucho amor a participar y que juntos vamos creando un espacio de cuidado.