Devotos desarrollan programas de cocina en colegios para niños con necesidades especiales

Hace tres años, surgió la posibilidad de hacer una intervención en un establecimiento educacional para niños y jóvenes con necesidades especiales en la comuna de Lo Barnechea, en el colegio Madre Tierra. En esta intervención pudimos trabajar con niños con diferentes síndromes pero con muchas capacidades motrices e intelectuales a pesar de su condición, haciendo bolitas de leche y todos juntos ofercerlas a Sri Sri Goura Nitay. El programa, liderado por Parrasurama Das Avatara y acompañado de Sri Bhakti Das e Indira Jahanava Devi Dasi, constó también de un pequeño kirtan para toda la comunidad estudiantil y docente. Fue así cómo se concretó la idea de llevar conciencia de Krishna a escuelas y centros para jóvenes con necesidades especiales que no tuviesen la posibilidad de conocernos por sus propios medios.
       Al año siguiente, gracias a un contacto, Parrasurama Avatar Das pudo realizar un semestre completo de clases de cocina vegetariana en la escuela diferencial Juan Sandoval Carrasco, en la comuna de El Bosque, con un curso laboral de jóvenes y adultos jóvenes. Esta vez, se entregaron diplomas de participación y recetarios de cocina al final del curso, donde junto a un grupo de devotos se realizó un mini Ratha Yatra para todos los alumnos y profesores de la escuela. La respuesta de todos fue muy enriquecedora, cantando y bailando entusiastamente y la administración de la escuela dejó las puertas abiertas para otros programas.
       Durante los meses de octubre a diciembre del año 2018, gracias a Kamalaksi Subhadra Devi Dasi, quien se contactó con la fundación Casa Calú – lugar en donde jóvenes con discapacidades cognitivas se reúnen para mejorar sus habilidades sociales y hábitos de vida participando de diferentes talleres – se pudo concretar una reunión para luego llevar a cabo un nuevo taller de cocina vegetariana. Fue así como compartimos con estos jóvenes agradables momentos en donde ellos tuvieron la mejor disposición de participar y aprender algunas recetas simples de nuestra cultura gastronómica y espiritual, además de cantar el maha mantra Hare Krishna y leer algunos pasatiempos.
       Para el cierre de este taller, fuimos invitados a participar de su fiesta navideña de fin de año, donde los chicos presentaban a sus familias las cosas realizadas durante el año. En esta oportunidad, hicimos una premiación con diplomas y libros para cada uno de los chicos y entregamos a los encargados de esta fundación un Bhagavad Gita poket. Luego, muchos de los familiares se acercaron a nosotros para hacer preguntas, compartir bolitas dulces que llevamos para distribuir y llevarse algunos libros de Srila Prabhupada para regalar. Uno de los padres se nos acercó y nos agradeció el hecho de llevar este conocimiento de forma práctica y real, haciendo que “esto se vea posible para todos”, como él mismo dijo.
       Este programa nació de la necesidad de hacer Sankirtan de una manera distinta, ya que no todos tenemos las mismas capacidades o cualidades para predicar. Estos programas son una ofrenda amorosa y humilde a los maestros espirutuales S.S Jayapataka Swami y S.S Hanumatpresaka Swami por parte de sus discípulos Parrasurama Das Avatar y Kamalaksi Subhadra Devi Dasi , quienes han sido los organizadores y gestores de esta inciativa, y por sobre todo a Srila Prabhupada y el movimiento del Señor Caitanya, quien quería que predicáramos en cada pueblo y aldea. “Eso es lo que estamos tratando de hacer, llevando algo de este proceso espiritual a quienes quizás no podrían recibirlo de otra manera y plantar la inquietud de conocer su verdadero yo y su eterna relación con Sri Krishna”, explicó Parrasurama Avatar Das.