Filosofía

La cultura del bhakti yoga – popularmente conocida como “Hare Krishna” – aspira a restablecer la armonía entre el hombre y Dios a través del cultivo de la devoción pura por Krishna. Existe una tradición milenaria, la tradición védica, que establece que esa devoción por Krishna debe ser la prioridad máxima de la vida humna, por encima de los objetivos del progreso material, la sofisticación cultural o el misticismo trascendente. Ese sencillo mensaje de amor puro por Dios, complementado por un vastísimo caudal de conocimientos particulares, constituye la esencia del bhakti yoga.

El conocimiento védico

La palabra veda significa, en sentido literal, conocimiento. Se refiere al conocimientos original eterno e inmutable de todo lo que existe en los mundos de Dios, tanto materiales como espirituales.
El conocimiento védico existe eternamente como una de las energías de Krishna. Siendo una de las energías de Dios, el conocimiento existe permanentemente. De la misma manera que el Sol es el origen de la luz, asimismo Krishna es el origen del conocimiento védico. Ambos existen simultáneamente, pero el primero siempre es el origen de lo segundo.

El conocimiento védico está especialmente destinado para las almas condicionadas que viven en el mundo material, y que se encuentran sufriendo debido a la energía ilusoria o maya. Con el fin de dar la oportunidad a esas almas de escapar del enredo material, el Señor Krishna ofrece el conocimiento védico.

Originalmente, el Veda era uno, y se transmitía oralmente de maestro a discípulo, siguiendo el sistema de sucesión discipular. Sri Krishna es el maestro espiritual original, y Le reveló el conocimiento védico a Brahma, el primer ser creado. Éste, a su vez, le transmitió el mismo mensaje a sus hijos, quienes lo transmitieron a sus muchos discípulos, los cuales lo explicaron a sus discípulos, y así sucesivamente hasta llegar a nuestros tiempos. Por esa razón, al saber védico se le llama conocimiento descendente, ya que “desciende” desde la fuente original y perfecta, Krishna, hasta la humanidad, siguiendo el sistema de sucesión discipular.

guru

El conocimiento védico es traspasado milenariamente a través de una cadena discipular maestro-discípulo, y que se remonta al mismo Krishna.

 
El Bhagavad Gita

La síntesis de todo el pensamiento védico se encuentra concentrada en los setecientos versos que componen el Bhagavad Gita.

A lo largo de todas las escrituras védicas se encuentran muchas ramas del conocimiento, tanto material como espiritual. Los Vedas abarcan un abanico tan grande de conocimiento que es fácil perderse sin llegar a comprender la esencia de todo. En el Bhagavad Gita el orador, Sri Krishna, sitúa las cosas en su perspectiva más perfecta, de manera que todo ser humano pueda entender las cosas como son.

En sentido literal, Bhagavad Gita significa “la canción del Señor” (Bhagavat = el Señor Supremo; gita = canción). Los setecientos versos que la componen nos revelan la conversación que tuvo lugar hace poco más de 5 mil años, en el campo de batalla de Kuruksetra, entre Sri Krishna y SU amigo y discípulo Arjuna.

Por la voluntad de Krishna, Arjuna se encuentra confusa acerca de su deber, lo cual favorece a que Krishna Le explique el conocimiento trascendental. En realidad, Arjuna hace el papel de uno de nosotros, un ser humano común y corriente que ignora muchos de los aspectos esenciales de la existencia. Arjuna le plantea muchas preguntas vitales al Señor Supremo, quien le aclara todas las dudas. Finalmente, Arjuna ve disipada su confusión y tiene claro cómo y por qué actuar en la vida.

En el Bhagavad Gita se explican con claridd cinco temas esenciales o tattvas. La palabra tattva, literalmente, significa verdad. Esos cinco tattvas son los siguientes:
1. Isvara: El Señor Supremo. Isvara significa “controlador”. Sri Krishna Se describe a Sí mismo, explicando Sus diversas manifestaciones, tanto directas como indirectas.
2. Jiva: La entidad viviente. Es el alma espiritual eterna que pertenece a la energía espiritual del Señor, pero que ahora se encuentra enredada en el mundo material al identificarse con sus distintas formas y vivencias.
3. Prakrti: La naturaleza material. Es la energía externa o separada del Señor Supremo, compuesta de elementos físicos y sutiles. Esta energía manifiesta tres cualidades básicas o gunas (bondad, pasión e ignorancia) a partir de cuya combinación se desarrolla toda variedad material.
4. Kala: El tiempo. Es la energía del Señor que hace que todas las formas y experiencias del mundo material tengan un principio y un final. De ahí que se diga que el mundo material es temporal.
5. Karma: La acción. La entiedad viviente en el mundo material está atada por as acciones fruitivas que realiza o karma. Según las acciones que la entidad viviente ejecute, sean éstas buenas o malas, así será su destino en esta vida o en las siguientes.

Si quieres aprender más sobre este texto milenario, puedes venir a clases de Bhagavad Gita gratuitas todos los días de la semana, en el templo de ISKCON Chile ubicado en José Miguel Carrera 330, metro Los Héroes (Ver mapa)

krishna

Krishna instruyendo a Arjuna en el campo de batalla, sobre los temas fundamentales de la vida.